Skip to main content

LUNA NUEVA FEBRERO 9 DE 2024

“El reencuentro de la luna y el sol en el signo de Acuario refleja la presencia de un máximo pico climatológico, como se aprecia en el hemisferio norte con el descenso significativo de la temperatura y para el hemisferio sur, con la llegada de un cruento verano, se convierten en referentes energéticos que nos hablan sobre la existencia de una energía que lleva hacia los extremos diametrales lo que nos exige caminar por el sendero de la neutralidad y de la apreciación objetiva y serena ante lo que suceda.”

 

Cuando recomenzar es la clave (Luna nueva del 11 de enero de 2024)

La llegada de la primera luna nueva del año constituye un acontecimiento estelar que nos recuerda que la única opción que tenemos es la de soltar lo que no fue y la de avanzar diligentemente ante lo que ha de ser. Hay que tener en cuenta que ante este acontecimiento celeste los seres vivos de manera natural retoman sus ritmos y recomienzan sus procesos, ya que se trata de una sugerencia sutil y silenciosa pero la vez eficiente para las personas de avanzar con diligencia hacia nuevos destinos.

Cuando el despertar interior se hace necesario (la semana del solsticio)

El sol nuevamente cambia su curso

Sol quieto

El término solsticio proviene del latín “solstitium”, que se traduce como “sol quieto”, ya que vista las cosas desde la Tierra el astro rey aparece detenerse en su movimiento, por lo tanto, se puede inferir que, si la fuente de energía paraliza en apariencia su curso, podamos en estos días nutrirnos de su luz y poder, y nos invita alimentar otro tipo de motivaciones sobre la vida y su verdadera razón de ser. Es por esto que las culturas ancestrales han considerado estas fechas de carácter sagrado, precisamente por abrir abanicos de posibilidades para transformar la existencia.

Se hace viable percibir cómo nuestras células saben todo lo que ocurre en el entorno atmosférico y estelar; y se reiteran las milenarias, poderosas, eficaces e infinitas sincronías que se tienen con los procesos que originaron la vida, el planeta y el cosmos.

Llegó la Luna Llena del viajero

El Sol, en el signo de Sagitario opuesto a la Luna, se empalman con Saturno y Marte, como el referente de las posibilidades que los seres humanos tenemos para realizar ajustes y de efectuar profundos correctivos. Se trata de un evento estelar que nos invita a centrarnos en lo correcto y nos ofrece el valor de la experiencia como una base para empezar de ceros. Es un suceso cósmico que nos genera conciencia que lo que fue, así debió ser, pero también, que el camino a transitar depende mucho de la actitud que hoy se alimente.

LUNA LLENA Y ECLIPSE LUNAR PARCIAL (28 DE OCTUBRE 2023)

Los astros como testigos del fluir de la vida terrena se erigen siendo referentes de gran estima para conocer la evolución de los acontecimientos a los que estamos expuestos, lo que ocurre precisamente con este eclipse parcial del Luna, que cae en los primeros grados del signo escorpión, lo que se convierte en el referente estelar sobre el surgimiento de una atmósfera proclive a la emocionalidad, a los excesos, al radicalismo y a los extremos.

Flexibilización de las estructuras (Saturno ingresa al signo de Piscis)

Cuando se trata de Saturno, surgen varias posibilidades, una de ellas es la de sintonizarse con su halo oscuro y denso conducente al sufrimiento, la restricción, la muerte, y a raíz de esto pensar que todo está perdido; o por el contrario resonar en las tonalidades más altas de este distante y frío planeta, para lo cual se hace necesario evidenciar el antiguo mito relacionado con la edad de oro en el que la humanidad logró un estado de plenitud y de bienestar ilimitados. Así que el paso de Saturno por el signo de Piscis abre las puertas del libre albedrío ofreciéndole a cada persona la posibilidad de vibrar positivamente, mediante el empleo de herramientas psicológicas, místicas, mágicas o energéticas que le permitan enriquecer cada acción, sentimiento, pensamiento o emoción.

Marte cerca a la Tierra

El famoso Ares ἀρή (arē) dios de la guerra para los griegos y conocido por los romanos bajo el nombre de Marte, alude en su conjunto a este planeta rojizo y rocoso que gira en torno a la tierra asumiendo papeles protagónicos en la dinámica terrena y humana en algunas temporadas de la historia.

Júpiter el astro de la prosperidad en Aries

En el mundo astrológico cada uno de los planetas tiene una multitud de atributos y características, las cuales, en la medida en que se desplazan por los signos zodiacales señalan la presencia de unas energías muy particulares cuyos campos de acción se aprecian ya sea desde el punto de vista mundial (las implicaciones que tiene en las relaciones internacionales y en el mundo en término general), colectivo (las repercusiones que tienen para cada uno de los signos zodiacales y para quienes han nacido bajo ellos), e individual (su paso por las casas en la carta astrológica de cada persona y por los aspectos que realiza a los diversos puntos del tema natal).

EQUINOCCIO DE PRIMAVERA MARZO 20 DE 2021

Se hacen presentes dos procesos simultáneos que refuerzan el poder del emprendimiento y la capacidad de abrirse camino ante la vida y lo que ella sugiere, el primero es el año nuevo astrológico que inicia con el ingreso del Sol en el signo de Aries que se produce el día 20 de marzo a las 04:39 am, y por otro lado el cuarto creciente que se hace presente el 21 de marzo a las 9:42 am.

Equinoccio de Otoño

La naturaleza en sus variados matices y en la multitud de sus contrastes se ciñe a los ciclos solares, que originan alteraciones derivadas de los ángulos que el Sol forma diaria y anualmente con cada zona del planeta, dando pie al surgimiento de las estaciones como ocurre precisamente ahora en que llega el tiempo otoñal para el hemisferio norte. Este proceso derivado de la mecánica del cielo conlleva bajo la perspectiva que ofrece el geocentrismo a apreciar que el Sol emprende su descenso hacia el sur.

¡Comienza El Signo De Cáncer!

En el incesante fluir de la vida, llega nuevamente como todos los años el signo de Cáncer, recordándonos el valor de la sensibilidad como un canal que nos permite relacionarnos, entendernos y ser compasivos con el otro y con nosotros mismos. Es un tiempo para ser fuente de acompañamiento, cobijo y protección de quienes amamos.